Hernando Ponce Burgos, M.D.  
     
     
Trastornos Psiquiatricos en el Adulto Mayor
 
 
Trastornos Psiquiatricos en el Adulto Mayor
By Dr. Hernando Ponce Burgos

¿Son los trastornos psiquiátricos una parte normal del envejecimiento?

Muchos estudios hablan de la frecuencia de los trastornos emocionales en el adulto mayor. La depresión, las demencias, las psicosis y la ansiedad son los problemas más frecuentes. Estos a su vez se asocian a aislamiento social y a agitación (trastornos de conducta). A pesar de ser comunes, muchas veces no son reconocidos por la persona, sus familiares o su médico de cabecera. Esto resulta en un manejo inadecuado, hospitalizaciones frecuentes y tensión intra familiar innecesaria. En las sociedades industrializadas (como los E.U.A.) se estima que el 15% de los adultos mayores requieren de algún tipo de atención psiquiátrica. Si este porcentaje es extrapolado a la población panameña, nos damos cuenta de la necesidad de identificar y tratar a tiempo estos problemas.

¿QUE ES LA DEPRESION?

Este término se usa con frecuencia para mencionar un estado negativo de ánimo. Todos nosotros en algún momento nos hemos sentido tristes. Sin embargo cuando esta tristeza persiste e interfiere con las actividades diarias puede indicar que tal vez exista un problema más serio. Estar deprimido cambia nuestra forma de pensar y de ver el mundo que nos rodea. A esto es lo que llamamos depresión clínica. La depresión no es una condición normal del envejecimiento. Es el trastorno no cognitivo más común (aproximadamente uno de cada tres pacientes hospitalizados y uno de cada cinco de los pacientes de consulta externa tienen síntomas depresivos) y es uno de los más reversibles (hasta un 85% de los casos responden bien a medicamentos y psicoterapia). Es por ello que no debemos "soportar" esta enfermedad sin buscar ayuda. Los síntomas de la depresión pueden ser muy variados, por lo cual puede pasar desapercibida.

Los problemas médicos más frecuentemente asociados a síntomas depresivos son la hipertensión arterial, la diabetes, los accidentes cerebro vasculares ("derrames"), la enfermedad de Parkinson, la enfermedad coronaria cardíaca, el dolor crónico y el hipotiroidismo, entre otros. El paso más importante en el tratamiento de esta enfermedad es aceptar que necesitamos ayuda. Muchas veces el adulto mayor o sus familiares piensan que la persona deprimida puede mejorar por sí sola, o que cuando la persona es muy "vieja" ya no tiene remedio.

¿CUALES SON LOS SINTOMAS DE LA DEPRESION?

-sentirse "vacío", triste o con ansiedad persistente
-irritabilidad
-dificultad para concentrarse o tomar decisiones
-pensamientos acerca del suicidio
-cansancio, falta de energia
-falta de esperanza en el futuro
-falta de interés o satisfacción en las actividades diarias
-llanto fácil
-trastorno del apetito (pérdida o ganancia de peso)
-dificultad para dormir
-dolores y quejas que no desaparecen
-sentirse culpable, desamparado o sin valor

¿QUE RELACION EXISTE ENTRE LA DEPRESION Y EL SUICIDIO?

Las personas que completan el suicidio usualmente sufren de depresión o abusan de substancias (alcohol o drogas). De los suicidios registrados en la República de Panamá en el año de 1996, el 19% fueron completados por individuos mayores de 51 años. Esto concuerda con las cifras reportadas en los E.U.A. en las cuales el 20% de los suicidios ocurren en individuos mayores de 65 años. Los hombres se suicidan más frecuentemente que las mujeres y el adulto mayor usualmente escoje métodos de alta letalidad. Los factores de riesgo importantes en el adulto mayor incluyen: vivir solo, apoyo social inadecuado, enfermedad médica seria, pérdida de la pareja, pérdida de independencia física, dificultades económicas, enfermedades psiquiátricas (depresión) e intentos previos de suicidio.

¿PODEMOS PREVENIR LA DEPRESION?

No podemos evitarla completamente; sin embargo es posible disminuir el riesgo de adquirirla si tomamos las siguientes precauciones:

1. Mantener las amistades a través de los años en preparación para los cambios de la tercera edad (jubilación, pérdida de la pareja, muerte de amistades).
2. Desarrollar nuevos intereses o pasatiempos.
3. Mantener la mente y el cuerpo activos.
4. Mantener contacto con los familiares.
5. Comer saludablemente y mantener un peso adecuado (dieta balanceada).
6. Seguir las instrucciones del médico con relación a los medicamentos.
7. Evitar el abuso del alcohol y las drogas.

¿QUE SON LAS DEMENCIAS?

Son un grupo de síntomas caracterizados por un deterioro de la función mental que afecta la memoria y otras áreas como el lenguaje, el cálculo, la personalidad y el juicio. Los síntomas son lo suficientemente severos para interferir con la vida social, familiar u ocupacional del individuo. Este trastorno es más común en el adulto mayor; sin embargo al igual que la depresión, no es parte normal del envejecimiento. El curso de la demencia depende de la causa; en trastornos degenerativos (como el Alzheimer o los "derrames") es progresiva y cuando es ocasionada por trastornos médicos corregibles (hipotiroidismo, deficiencia vitamínica) puede ser reversible. Hay que tener en cuenta que sólo el 10% de las demencias son tratables; por lo tanto, una identificación temprana ayudaría a los familiares a manejar la persona afligida más adecuadamente. La causa más común es la enfermedad de Alzheimer (50-65% de los casos) y le sigue la enfermedad vascular cerebral (20% de los casos).

Entre las manifestaciones conductuales de las demencias se encuentran los trastornos del sueño, la agresividad, las alucinaciones, la irritabilidad, la ansiedad, los trastornos del apetito, apatía, ideas de persecusión o daño y deambulación sin rumbo fijo.

¿QUE SON LAS PSICOSIS?

Son un grupo de síntomas caracterizados por la pérdida de contacto con la realidad. Ejemplo de ello es cuando una persona piensa que la están persiguiendo para hacerle daño o que hablan de ella sin motivo aparente. Otro ejemplo es la persona que habla sola o que escucha voces o ve personas ya fallecidas. Estos síntomas pueden aparecer en el adulto mayor con depresión severa o con una demencia. El factor predisponente más importante es tener una demencia. Otros factores predisponentes incluyen ceguera o sordera (particularmente si son abruptas), el aislamiento social, el uso de alcohol o drogas y pobre apoyo familiar. Las psicosis parecen ser más frecuentes en la mujer.

¿QUE ES LA ANSIEDAD?

Es un grupo de síntomas caracterizados por intranquilidad, "nerviosismo", temor, aumento de la frecuencia cardíaca, múltiples quejas somáticas y sudoración, entre otros. En el adulto mayor está altamente asociada a trastornos depresivos. Los tipos más comunes en esta población son los ataques de pánico y la ansiedad generalizada. La ansiedad frecuentemente no es diagnosticada o es tratada inadecuadamente. Se utilizan los calmantes en exceso, en detrimento de otras alternativas más seguras.

¿POR QUE A VECES NO BUSCAMOS AYUDA?

PORQUE:
- Pensamos que nos pueden llamar "locos" si vamos al psiquiatra
- Pensamos que nosotros podemos o debemos "controlarnos"
- Pensamos que podemos "tratarnos" nosotros mismos con remedios caseros
- Pensamos que es una "reacción" a una situación y que va a pasar pronto
- Pensamos que los síntomas no son "tan graves"
- Pensamos que los síntomas no nos van a causar "problemas"
- Pensamos que el tratamiento médico no será útil o que será muy costoso

¿QUE PODEMOS HACER?

Hable con su médico de cabecera y explíquele como se siente. Si su médico no entiende sus quejas, no parece estar interesado o no sabe qué hacer, busque a un especialista en salud mental. Existe una especialidad en la rama de la psiquiatría llamada Geronto psiquiatría. En respuesta a las necesidades de nuestra población anciana, debemos esforzarnos por identificar y tratar estos problemas que los aquejan de manera que mejoremos su calidad de vida y preservemos su independencia por el mayor tiempo posible.